Por un cáncer en la tibia perdió su pierna, pero no la fantasía para jugar al fútbol

Jonathan Solano es un apasionado del fútbol en todas sus expresiones, lo hace en zacate, cemento y hasta en arena. En la última jornada del Apertura de la Liga de Fútbol Playa Solano estuvo con el equipo Morados Amputados dándonos una lección de fe, perseverancia y superación, ya que no cuenta con su pierna izquierda. Sin embargo, esto no es impedimento para salir adelante y seguir jugando al fútbol con fantasía. Incluso con sus muletas lo hace muy bien.
Solano indicó que siempre ha practicado fútbol y en el momento menos esperado le diagnosticaron un cáncer en tibia y peroné, lo que llevó a la amputación de su pierna. Reconoció que pasó por momentos difíciles en la parte emocional, pero logró superarlos y encontró en el fútbol y en su familia la razón de seguir viviendo.

“Uno quizás no se lo espera, yo siempre he estado metido en el fútbol, me tuvieron que amputar por el cáncer y gracias a Dios acá sigo disfrutando del balón de una manera diferente. No podía echarme a morir, uno debe seguir adelante”, afirmó Solano.

Solano experimentó el jugar en arena y dijo que “es muy diferente al terreno en zacate, es más duro jugar en la arena, este tipo de esfuerzo nos ayuda a mejorar el muleteo, nos da más fuerza porque no es fácil desplazarse en este tipo de cancha”.

Este jugador de Morados Amputados busca asistir al Mundial de Fútbol (césped) y tomó la exhibición en la arena como parte de la preparación para conseguir dicho objetivo.

“La verdad una experiencia bonita y diferente”, cerró.

Salvador Chaves también secundó las declaraciones de su compañero Solano al asegurar “que jugar en la arena es un doble ejercicio para el jugador, es duro transitar, pero nos ayuda bastante a fortalecer músculos, nos sentimos agradecidos por la oportunidad que nos brindaron”.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *