Matapalo: un equipo con alma, vida y corazón

Matapalo, un pueblo pequeño de la localidad de Sámara, hizo historia desde que decidió incluir el fútbol playa como deporte, pues en su primer torneo dentro de la Liga de Fútbol Playa se coronó campeón nacional de Apertura 2018. Además, fue el primer equipo de la provincia de Guanacaste en alzarse con un título nacional.

 

Todo arrancó por una idea de Luis López, ex entrenador de Sámara ADG que puso sobre la mesa el hecho de que Matapalo formara un equipo y fue convenciendo a varios pobladores, entre ellos a Freddy López y Alexánder Vargas, para hacer este proyecto una realidad. Luego conversaron con Mauricio Pérez quien tenía una franquicia y lograron inscribirla en la Primera División.

 

“Recuerdo que sin tener la cancha ni un equipo formado como tal durante la reunión le mencionamos a Mauricio de que íbamos a hacer una cancha en el corazón del pueblo y que aquí mismo íbamos a salir campeones; él nos dijo que fuéramos despacio, que todo pasaría en su tiempo, sin embargo, se nos hizo realidad el título meses después”, recordó Vargas.

Pese a ser un equipo nuevo Matapalo irrumpió fuerte dentro de la Liga y demostró junto a Sámara ADG que había talento en la zona guanacasteca. Claro, el camino no ha sido fácil y la clave ha sido que todos los integrantes de Matapalo remen hacia el mismo lado.

 

“En nuestro caso es un trabajo muy en conjunto, involucramos a muchas personas para que no se recargue, al final hay cosas que me tocan a mí por el papel que fui asumiendo en el grupo, pero gracias a Dios siempre se cuenta con el respaldo de otras personas”, dijo Vargas.

 

Coraje nunca falta dentro del equipo y a pesar de que les ha tocado vivir momentos complicados siempre sale a relucir ese amor por jugar en la arena. El hacer ventas o hasta rifas para costear alimentación y transporte también ayudaron a moldear el carácter del equipo de que cuando las cosas cuestan saben más cuando se logra el objetivo.

 

“Esto ha sido un aprendizaje total, hemos tenido grandes momentos en nuestro pequeño recorrido, ganar un torneo nacional, un torneo de copa y un cuarto lugar en solo dos años nos llena y motiva para seguir y los malos momentos pasan en ocasiones por ejemplo cuando no contamos con el presupuesto suficiente para suplir los gastos que conlleva el torneo y en ocasiones hemos tenido que sacar de donde no tenemos para cumplir”, indicó Vargas.

 

La familia también ha sido pilar dentro de Matapalo, una afición fiel que los acompaña en casa o fuera de ella. “El pueblo está con nosotros, esto es una familia, los jugadores, las familias, aficionados, siempre están pendientes de lo que suceda con el equipo. Valoramos mucho lo que hemos ganado hasta el momento”, cerró Vargas.

 

Su meta es seguir dando pelea y por qué no sumar más títulos en su corto historial.

 

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *